Cargando...

Clima ad-hoc

Actualmente las ciudades solo pueden tener información de la calidad de su aire a partir de centros de control instalados a lo largo de éstas. Estos solo representan su entorno cercano y no hay muchos centros así en cada ciudad (en Sevilla hay 4 por ejemplo). Esto impide que los ayuntamientos puedan tomar medidas para paliar el efecto de la contaminación de manera concreta.

Este reto consiste en el desarrollo de algún algoritmo que permita visualizar los niveles de concentración de compuestos contaminantes en el aire con una granularidad mucho mayor de la disponible actualmente. Lo ideal es que para unas coordenadas el algoritmo diese los niveles de O3, NO2, CO2, SO2…

Así los ayuntamientos podrían, por ejemplo, planificar la instalación de zonas verdes en localizaciones de la ciudad en los que hay una concentración de polución más severa, entre otros.