Cargando...

La Soledad no Deseada

Envejecer, como sociedad, es un éxito, según indican los demógrafos. Pero la calidad de vida de las personas mayores, su envejecimiento activo, es motivo de preocupación y debate desde muchos campos de estudio. La soledad no deseada se incrementa con el paso de los años, y es algo muy distinto de la decisión voluntaria de una persona de vivir sola o de realizar actividades sola. La soledad no deseada es un sentimiento negativo asociado a la falta de relaciones sociales y apoyo emocional. Es un riesgo de aislamiento y de exclusión social que a todos nos incumbe, y que se relaciona transversalmente con la participación ciudadana de las personas mayores, la solidaridad intergeneracional, el ocio y tiempo libre, el asociacionismo, el voluntariado, la atención diurna especializada, las alternativas de residencia, etc. En definitiva con la inclusión social del colectivo de las personas mayores en todas sus dimensiones, y con evitar que queden excluidas de derechos y de niveles suficientes de bienestar.