Cargando...

Ralentizar la enfermedad de Alzheimer mediante una solución tecnológica que optimice el modelo de los tratamientos de estimulación cognitiva y su evaluación.

¿Quiénes somos?

AFA Aljarafe, es una Asociación de Familiares de personas con Alzheimer y otras demencias, situada en la comarca del Aljarafe, en la provincia de Sevilla. El reto que proponemos mejoraría la atención a las personas con Alzheimer, ralentizando la evolución de la enfermedad y mejorando la calidad de vida de los afectados. En España hay más de 300 asociaciones que atienden a personas afectadas por Alzheimer. El modelo de trabajo que exponemos a continuación es similar en todas las asociaciones, por lo que la solución al reto tendría un gran impacto social.

Objetivos principales del reto.

Mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por Alzheimer, optimizando la gestión y selección de los ejercicios de estimulación cognitiva con el fin de ralentizar la evolución de la enfermedad. Disponer de una herramienta para realizar una evaluación más eficiente y actualizada al instante. Crear informes y estadísticas que nos permitan investigar y conocer mejor la enfermedad.

¿Qué hacemos?

Tratamientos No Farmacológicos (TNF) a través de Talleres de Estimulación Cognitiva individualizada con el objetivo de ralentizar la enfermedad de Alzheimer y mejorar la calidad de vida de los usuarios y sus familiares.

¿Cómo lo hacemos?

Realizamos una evaluación Neuropsicológica de cada usuario para saber el grado de deterioro de cada función cognitiva y sus subfunciones. Posteriormente, en los talleres de estimulación cognitiva, las capacidades en buen estado se ejercitan para mantenerlas, y las capacidades con cierto grado de deterioro se trabajan para ralentizar el avance de la enfermedad.

El proceso.

Existen 8 capacidades cognitivas que se dividen en 46 áreas de trabajo. Por cada área de trabajo, distinguimos 8 niveles en función del deterioro cognitivo. Por cada nivel disponemos 30 ejercicios específicos para estimular la subfunción cognitiva según el grado de deterioro. Eso supone disponer de una base de datos de 11.040 ejercicios (46 áreas x 8 niveles x 30 ejercicios).

  • 1- Selección de los ejercicios.

Diariamente cada usuario trabaja 5 áreas con 2 ejercicios cada una. Estos ejercicios los seleccionamos manualmente en función del nivel de deterioro cognitivo. Si trabajamos con 50 usuarios, supone que tengamos que seleccionar 500 ejercicios diariamente. Este trabajo es lento y tedioso, y aumenta la probabilidad de errores.

  • 2- Evaluación.

Se realiza una pre-evaluación diaria de los ejercicios por parte de las monitoras, asignándole una puntuación del 0 al 3 en función del éxito al completarlos. Posteriormente la neuropsicóloga revisa los ejercicios que hayan obtenido una puntuación de 0, 1 o 2 en la pre-evaluación,  realizando una evaluación más específica y puntuándolos del 0 al 8. Esta evaluación indicará el nuevo nivel de deterioro cognitivo y determinará los ejercicios a realizar en las siguientes sesiones. Este proceso se realiza manualmente, con plantillas en papel, pasando los datos uno a uno a un documento Excel.  Es un trabajo complejo que se realiza manualmente, dando lugar a errores y disminuyendo la eficacia del tratamiento.

El Reto.

Una solución tecnológica para optimizar los tratamientos de estimulación cognitiva, de la evaluación de éstos y que permita realizar estadísticas e investigaciones en base a los datos recopilados.

Fase 1. La base de datos y digitalización del proceso.

Crear una base de datos con:

  • Los 11.040 ejercicios clasificados según función cognitiva, área de trabajo, nivel de deterioro, y características específicas del ejercicio.
  • El nivel de deterioro de cada área de trabajo de cada uno de los usuarios.
  • La calendarización de las áreas a trabajar diaria, semanal y mensualmente.

Con el objetivo de:

  • Automatizar el proceso de elección de los ejercicios diarios de cada uno de los usuarios.
  • Enviar directamente a la base de datos la pre-evaluación de las monitoras escaneando los ejercicios.
  • Se creen avisos sobre las capacidades cognitivas que tienen un nivel bajo para que la neuropsicóloga realice una evaluación especifica del área en cuestión.
  • Tras el proceso disponemos de una base de datos actualizada al instante para poder seguir trabajando con los usuarios de una manera más eficiente.

Fase 2. Informes, estadísticas e investigación.

Disponer de una herramienta capaz de realizar estadísticas, informes y gráficas de la evolución de la enfermedad en cada una de las subfunciones, según los datos obtenidos. Incluir parámetros tales como edad, sexo, nivel cultural, hábitos de vida, clima… con el objetico de comparar datos y encontrar coincidencias evolutivas de la enfermedad.

Fase 3. Mapa cerebral 3D.

En base a la evolución del deterioro de cada una de las subfunciones, se recrearía en imágenes 3D del cerebro, la evolución de la enfermedad físicamente, en función de los parámetros seleccionados de la base de datos.

Estamos abiertos a ideas y sugerencias para optimizar el proceso.

¡Muchas gracias por vuestra colaboración!