Cargando...

SomosTerra

SomosTerra persigue el diseño y la construcción de una planta de compostaje y vermicompostaje utilizando como materia prima residuos forestales y biorresiduos domésticos.
El objetivo inicial de este proyecto descansa sobre la necesidad de proteger el monte gallego a través de la aplicación de las medidas de prevención contra los incendios forestales. La más destacable de estas medidas consiste en la extracción de la fracción vegetal considerada como “combustible”, “rastrojos” o “residuos forestales”. Dicha biomasa presenta una aplicabilidad directa en el proceso de compostaje y vermicompostaje, puesto que optimiza el proceso debido a sus características. Es por ello que buscamos promover las medidas de prevención contra los incendios forestales al valorizar la biomasa arbustiva que es necesario extraer del territorio forestal.
Por otra parte, consideramos que los residuos orgánicos urbanos no son “basura”. La naturaleza cierra sus ciclos en un círculo perfecto y la materia orgánica debe regresar al suelo del que salió en un ciclo continuo vital y sustentable. Se estima que cada vigués y viguesa arroja diariamente al contenedor verde medio kilo de materia orgánica (unas 150 toneladas/día en total). Las ciudades rompieron ese ciclo y se ha transformado en lineal, restando al suelo una fertilidad que no le devolvemos. La tierra se empobrece y nosotros con ella.
Tanto el compost como el vermicompost son por definición abonos de calidad con capacidad de sustituir y optimizar la fertilización básica en la agricultura, protegiendo los recursos no renovables (tales como el suelo), reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, el compost permite aumentar el % de materia orgánica de los suelos de forma duradera, aumentando la fertilidad del suelo.
Por lo tanto, proporcionamos a nuestros clientes un producto de calidad, sostenible y confiable, que además promueve las medidas de prevención de los incendios forestales y gestiona los residuos orgánicos de la ciudad de Vigo. El producto final se podrá utilizar con garantías, ajustándose plenamente a la normativa vigente para ser aplicado a la agricultura sin restricciones.